Comienzos TADeH

La historia de TADeH comienza como casi todas las historias con una serie de encuentros casuales o no de varias personas. Comencemos  por el principio: soy Jaime Aguirre Pérez y nací y viví hasta los 18 años en Alfaro un pueblecito de la Rioja. Me fui a estudiar a Zaragoza donde tras terminar los estudios de ingeniería y con experiencia en prácticas en China y los Países Bajos, decido centrar mi atención y esfuerzos en el desarrollo sostenible, concretamente trabajando en el mundo de las energías renovables.

Pasados unos años mi interés por las relaciones humanas y la cooperación para el desarrollo me lleva a cambiar el trabajo en el sector eólico en Europa por un trabajo ligado al agua y la energía solar en Angola. Allí llevó a cabo, con la ayuda de personal local, la instalación de sistemas de potabilización de agua alimentada mediante paneles fotovoltaicos en varias comunas del país africano. Durante estos procesos quedo muy desilusionado con el proyecto por su escasa sostenibilidad debida a diversas razones entre ellas la deficiencia en la formación al personal local para el manejo de los complejos sistemas instalados, la dificultad de acceso a materiales de repuesto para futuras reparaciones, la baja calidad de los productos instalados e igualmente el inadecuado trato humano. Debido a estas razones finalizo mi etapa de trabajo allí.

Aprendiendo la técnica de perforación manual en Bolivia

Aprendiendo la técnica de perforación manual EMAS a orillas del lago Tititcaca en Puerto Perez, Bolivia

De vuelta en Bilbao, investigo y estudio técnicas para  llevar a cabo proyectos de desarrollo de una forma más sostenible. De esta manera descubro  EMAS (Escuela Móvil de Agua y Saneamiento)  en Bolivia, donde acudo a trabajar y aprender las diferentes técnicas.

Desde entonces y tras descubrir la sostenibilidad del concepto EMAS, tanto a nivel social, económico como medio ambiental, he tratado de hacerlo llegar allí donde he viajado, pasando por Ecuador, Colombia, Estados Unidos, ….

Finalmente de regreso a Bilbao, gracias a la ayuda de amigos y con el apoyo de Ingeniería Sin Fronteras Euskadi fundó TADeH.  Ésta se ha constituido con el principal objetivo de dar a conocer las tecnologías EMAS, reproduciéndolas y permitiendo que la gente pueda acercarse y ver la sencillez y el potencial  de estas tecnologías.